El peligro de no desmaquillarse

A estas alturas, seguro que muchas habéis visto ya esta fotografía (pincha en la foto para verla más grande):

experimento_desmaquillante

Este “careto” es la consecuencia de un experimento que llevó a cabo una redactora del Daily Mail: estuvo un mes completo sin desmaquillarse por la noche. Se lavaba la cara con agua exclusivamente y al día siguiente volvía a aplicar otra capa de maquillaje. Según los expertos que la vieron después de ese mes, su piel había envejecido 10 años ¡en tan sólo 30 días!

Arrugas prematuras, manchas, piel apagada, granitos, puntos negros, irritación, rojeces e incluso dermatitis y conjuntivitis pueden ser las consecuencias de no limpiar el cutis en profundidad cada día.

La regeneración celular de la piel se produce por la noche y si la piel no está limpia en ese momento, los signos de envejecimiento prematuro serán visibles antes de lo previsto.

Desmaquillarnos la piel a conciencia es un hábito diario que no podemos descuidar. Incluso aunque sólo utilicemos una crema hidratante y un poco de colorete, es importante eliminar no sólo el maquillaje, sino también las impurezas de la contaminación que se adhieren a nuestra piel.

– El comienzo de todo buen tratamiento. Si cuando aplicamos los sérum o cremas de tratamiento la piel no está limpia, no harán efecto como deben. Su efectividad disminuirá y estaremos gastando el dinero inútilmente.

– Importancia de limpiar la piel por las mañanas. Es importante para eliminar los restos de la crema de noche y preparar la piel para el día. Este gesto ayudará a revitalizar el cutis y el maquillaje que utilicemos resistirá más y mejor a lo largo de toda la jornada. Igualmente, si sólo utilizas una crema hidratante o de tratamiento, tu piel la absorberá mejor.

– Utiliza productos específicos de higiene facial apropiados para tu tipo de piel. Los hay en diferentes formatos: leche desmaquillante (mejor para pieles secas), geles (para pieles mixtas y grasas) y loción micelar, el desmaquillante para perezosas (como yo): limpia, tonifica e hidrata al mismo tiempo.

– Mejor una toallita desmaquillante que nada. Llegas a casa a las tantas de la madrugada y lo único que te apetece es irte a dormir. Aunque no limpian la piel en profundidad, las toallitas desmaquillantes al menos retiran los restos de maquillaje y la piel podrá respirar durante la noche.

Para un cutis joven y uniforme, pero sobre todo saludable, cuidar su higiene es básico y fundamental.

Follow on Bloglovin

Escríbeme un comentario